Category Archive Rafel Jaume en el Edén

Mi Romance con el Zorba

Ahora que esta eterna y forzada quietud me niega el derecho de balancearme a placer, recuerdo con nostalgia, a veces dolorosa, pero más a menudo reconfortante, los días en que la brisa salobre del mar me escarchaba de sal la cara, mis manos se curtían a fuerza de sufrir el roce de escotas y amarras y la piel áspera de mis pies pisaba firme la noble madera de la escorada cubierta del Zorba.

Share
Share