Disponible en: Catalán

Share

Dos décadas después, el Zorba ha vuelto surcar las olas baleares… quería decir, las ondas radiofónicas, por obra y gracia de la tripulación del programa Balears fa Ciència (@BalearsFCiencia), de IB3 Ràdio, hábilmente pilotado por un antiguo zorbero, Enric Culat (@EnricCulat). Yo he tenido el placer y el honor de diseñar la derrota (rumbo o dirección que llevan en su navegación las embarcaciones o las aeronaves. Diccionario de la RAE) de esta breve pero entrañable singladura.

Todo vino a raiz de una invitación sorprendente que me llegó por Twitter. En pocas palabras, el mensaje decía esto:

“Buenos días Rafel. Creo que no nos conocemos. Leí tus crónicas del Zorba, barco que por cierto conozco bien porque hice un reportaje a finales de los 90 (no recuerdo exactamente qué año) para el Diario de Mallorca, medio para el que trabajaba entonces. La cuestión es que ahora hago (de hecho ya hace unos años) un programa, Balears fa Ciència, en IB3 Radio, y tenemos una sección que se llama “De Viatge” (dedicada a salidas vinculadas a ciencia, biodiversidad, ecología, etc.) cada sábado a las 11:35 y me gustaría invitarte a que nos cuentes cosas de tu travesía por Cabrera. Si quieres hablamos.”

Y terminaba:

“Puedo leer un fragmento de tu escrito por antena, si me das permiso, claro. Es muy chulo todo lo que escribes”

Era el 16 de julio de 2018, 1.396 años después de que Mahoma iniciara su hégira hacia la Meca, 767 después de que, en Cambridge, un tal Simon Stock dijera haber visto a la Virgen del Carmen -cómo la distinguió de la de Fátima o la de Lourdes es todavía un misterio-, lo que imagino motivó a algún papa a dedicar este día a honrar a la patrona de la gente del mar, 357 años después de que los suecos inventasen el papel moneda, 249 después de que Fray Junípero Serra fundase en San Diego la primera misión de California, 236 después de que Wolfgang Amadeus Mozart estrenara El rapto del serrallo en Viena, 49 después de que en Cabo Cañaveral despegase el Apolo 11 rumbo a la Luna y 16 años después de que el ejército español iniciara la operación Romeo-Sierra para desalojar la isla de Perejil de las fuerzas invasoras marroquíes.

En un día tan señalado, comprenderás que no podía hacer otra cosa que aceptar la ofrenda. ¡Figúrate! Salir en antena sin moverme de mi silla y sin tener que cansar mi maltrecha voz -a mí, que tanto me gustaba hablar, reconozco que oír el hilo de voz que me ha quedado y verme incapaz de pronunciar la inicial de mi nombre, me da bastante angustia-. Escuchar alguno de mis textos declamados por la voz de un profesional de la locución, era un regalo impagable. Pero, mira por donde, una casualidad de esas que a veces te alegran el día me permitió devolverle el favor al amigo Enric. Él me había dicho el mismo día en un mensaje posterior que tenía que buscar el reportaje que había escrito para el Diario de Mallorca del que me hablaba al principio de la conversación, porque sabía que debía tenerlo, pero no sabía dónde.

El 20 me confirmó que el 28/07 el Zorba saldría en antena y, 2 días antes del gran día, otra zorbera, Isa Torres, que había navegado conmigo en mayo del 98, me pasó un buen puñado de fotos y material que había guardado de su experiencia zórbica, por si me podían servir para mi cuaderno y, de entre todo aquello, imagínate qué me encuentro: un reportaje publicado 1 mes más tarde en la revista El Dominical del Diario de Mallorca, firmado por Enric Culat. El mismo día se lo hice llegar por Twitter y ahora lo publico aquí con su permiso.

Finalmente, el sábado, 28 de julio de 2018, 8 años después de que el Parlament de Catalunya aprobara una iniciativa legislativa popular a favor de la abolición de las corridas de toros en el territorio catalán, noticia que recibí mientras me entraban en el quirófano de la clínica Teknon de Barcelona para operarme de un tumor en la médula, -4 días antes de que mi vida diese un vuelco de arriba abajo-, el Zorba surcaba de nuevo las ondas baleares, gracias ala voz de Enric Culat.

Fragmentos de Mi Romance con el Zorba y de Cabrera es…



 

 

 

 

 

Reportaje de Enrique Culat, publicado el 21 de junio de 1998 en el Dominical del Diario de Mallorca.
Haz clic sobre cada página para ampliarla y emplea el zoom de tu navegador (en el menú desplagable de la barra superior a la derecha, justo bajo la X de cerrar, si usas Google), si, como yo, eres incapaz de leer -lo.

Si te ha gustado y crees que le puede gustar a alguien más, compártelo en tus redes

Salud y que tengas un buen día.

Share