Disponible en: Catalán

Share

Si no piensas leer todo el artículo, no dejes de ver el último vídeo ni de firmar la petición de Israel Alvarez para que se haga justicia con los atletas paralímpicos.

Sabía por experiencia propia que a los tarados la vida nos sale más cara que al resto de los mortales. Como ejemplo y para no extenderme demasiado sobre mí, te diré que:

  • La pelota en la que apoyo el mentón para conducir mi silla de ruedas automática vale 50 € más IVA; puedes encontrar muchas similares igual de útiles en cualquier tienda de juguetes para perros por menos de 1 €, y además puedes elegir color.
  • Mi ratón de boca con su brazo de sujeción a la mesa cuesta 2.200 € más IVA. ¿Cuánto te costó el tuyo?

Si eres paralímpico, no solo te sale más cara la broma; además de eso, te recortan el “sueldo”.

Un atleta con los dos pies en su sitio sólo necesita comprar unas buenas zapatillas para entrenar. Uno cojo se las puede ahorrar, pero las prótesis de alta tecnología no le entran por la Seguridad Social, sino por la seguridad de que si no está forrado o tiene un buen sponsor, tendrá que conformarse con dos patas de palo y con ver los juegos desde el sofá.

Valor económico de las medallas olímpicas y paralímpicas en España.
Fuente: www.correryfitness.com

A un tullido en silla de ruedas que llega el primero le cuelgan una medalla de oro al cuello y le dan 30.000 €, que no es ni una tercera parte de lo que se lleva un campeón con pleno uso de su cuerpo, 20.000 € menos que a un suplente que ha ganado la suya sin jugar un solo minuto y 1.000 € más que un reserva al que le cuelgan la de plata. Y eso gracias a que el presidente del Comité Paralímpico Español, Miguel Carballeda lleva años reclamando la igualdad. Las medallas de verdad se pagan a 94.000, € 48.000 y 30.000 €, igual que en Londres 2012, mientras que, hasta Río 2016, el oro paralímpico cotizaba solo a 9.000 €, la plata en 5.000 y el bronce a 3.000 €.

A estos héroes con pies de plomo, lastrados por la ignominia de una sociedad escrupulosa que los tolera pero que no los quiere demasiado cerca, menospreciados por una administración que evita airearlos más de lo políticamente correcto, capaces de correr sin vistanadar sin piernas, marcar de oído, montar sin manos, driblar sentados, de encontrarle sentido a la vida cuando ésta les ha dado la espalda…

  • … se les niega la dignidad que se otorga a los campeones;
  • … se les dice que su esfuerzo no vale ni un tercio del de una persona hecha y derecha;
  • … se les organiza unos juegos paralelos, para que no molesten en el Olimpo con sus sillas de ruedas, sus prótesis y sus perros guía;
  • … se les oculta de la vista de la gente normal, relegándolos a un canal televisivo secundario* y resumiendo su epopeya en varios vídeos de 2 minutos, no sea que la contemplación excesiva de sus cuerpos deformes pueda molestar a alguien o hacerle pensar más de la cuenta;
    *Busca Juegos Paralímpicos TVE1 en Google y cuenta las entradas sobre paralímpicos.
  • … se les suspende un colgajo de oro, plata o bronce del cuello y un lastre de plomo en los pies;
  • … se les da una patada en el culo y hasta dentro de 4 años.

¿Por qué paralímpicos?

El prefijo “para-” significa “al margen de”, “en contra de” o “junto a”. ¿Están los deportistas con diversidad funcional al margen o en contra del Olimpismo? ¡Bueno! ¡Aceptamos “para-” como “junto a”!, pero entonces, por qué se los aparta? ¿Existe un espíritu paralímpico diferente del olímpico? Tendré que preguntar a algún parapsicólogo.

Cuatro atletas africanos, Abdellatif Baka (Argelia), Tamiru Demisse (Etiopía), Henry Kir, (Kenia) y el también argelino Fouad Bak, habrían dejado sin medalla, desplazándolo a la 5ª posición, al campeón olímpico estadounidense de 1.500 metros Mathew Centrowit. Puedes ver aquí la carrera completa.

Los olímpicos españoles “de segunda” consiguieron en Río 2016 un total de 31 medallas frente a las 17 de nuestros olímpicos de pleno derecho.

La selección masculina de baloncesto de Estados Unidos venció a la serbia en la final por un contundente 96-66: 30 puntos. En la final femenina, la selección española consiguió la plata ante las estadounidenses, que vencieron por 29 puntos (USA: 101-España: 72).

La selección española masculina de baloncesto en silla de ruedas también fue plata en la final frente Estados Unidos, con un histórico 52-68 -solo 16 puntos-, tras derrotar a las selecciones de Canadá, Australia y Gran Bretaña, campeonas olímpica, mundial y europea, respectivamente. De las 3 finales, esta fue con mucho la más ajustada. ¿No valía la pena retransmitir el partido por la Primera?

No es por dar malas ideas pero, si no hay unos Juegos Olímpicos femeninos -¡Zeus nos libre!-, para qué unos Juegos Paralímpicos al margen de los Olímpicos? Si de 20 años a esta parte, el vóley playa es olímpico, tan extraño sería aceptar como tal al voleibol sentado?

Dirán que los… llámanos inválidos, minusválidos, discapacitados, dependientes, tarados o con el eufemismo quieras… no venden, ergo no cotizan como los dioses olímpicos; que no tienen público; que no dan espectáculo.

¿Público?

juegos-paralimpicos-en-television
Mamà, no lo van a dar por la TV? Fuente: Facebook (Gracias, Trini!)

El público mira lo que el show business quiere que vea. Nadie necesitaba al Gran Hermano hasta que una productora decidió que iba a ser top trending e invirtió lo nunca visto en publicidad. De no ser por las multinacionales petroleras, los deportes del motor seguirían siendo minoritarios, como en épocas en que el ciudadano medio no podía permitirse más que un humilde seiscientos y gasolina normal. Si las fábricas de prótesis fueran filiales de Repsol, sus productos entrarían por la Seguridad Social y tendríamos deporte paralímpico en cada Telediario.

Las retransmisiones de los Juegos Paralímpicos de Río 2016 en Teledeporte durante los últimos días alcanzaron cotas de hasta 1,68 millones de personas. ¿Cuántos televidentes despistados los habrían visto de haberse retransmitido también por TVE1 y TVE2, como se hizo con los Juegos Olímpicos?

¿Espectáculo?

Mira este vídeo y después define “espectáculo“.

¡Firma y pásalo!

Si yo fuera uno de esos apuestos deportistas olímpicos, de los de nombre en medallero, sonrisa fácil, firma generosa y cuerpo arrebatador, devolvería mi medalla avergonzado hasta que se hiciera justicia.

Si opinas que no estoy del todo equivocado,

  1. firma la petición de Israel Alvarez Castro en Change.org dirigida al:
    • Comité Olímpico Español
    • Comité Paralímpico Español
    • Consejo Superior de Deportes
  2. comparte esto en tus redes sociales, por si pudiera llegar a alguno de nuestros héroes de cuerpo entero o alguno de nuestros gobernantes de culo biensentante y bolsillo lleno. Solo ellos tienen el poder de desfacer este entuerto.

Share