Disponible en: Catalán

Share

Como las ganas de escribir no me vuelven, que mi cerebro está últimamente más pendiente de otros dolores de cabeza que de arreglar el mundo, aquí te dejo otra de mis comidas de coco de cuando aún tenía tiempo y ánimo para exprimirlo.

El engendro no es otra cosa que el último trabajo que presenté en enero de 2017 para la asignatura Lengua, cultura y sociedad, de la UOC, tras

Esta vez, se nos permitió escribir entre 2.000 y 2.500 palabras, que ya son, pero a mí de nuevo se me hicieron cortas y tuve que pasarlo por el quirófano para hacerle una reducción de adjetivos, adverbios y chorradas que tanto disfruto de esparcir por el editor de textos.

Aquí te dejo traducido y algo retocado el resultado.

 

Lenguas Vivas, Internet y el Sueño de Llull

 

Abstract

Este ensayo pretende responder a la pregunta ¿cómo contribuyen los medios de comunicación en la construcción de un estándar de lengua? En primer lugar, intenta descifrar las causas de la expansión, establecimiento y persistencia a lo largo de los siglos de algunas de las lenguas más antiguas habladas en el Mediterráneo, el griego, el hebreo, el latín y el árabe, a las que considera lenguas francas. A pesar de la diversidad de estas causas, presenta a la religión como común denominador de las cuatro, dado su carácter litúrgico. A continuación, se fija en cómo los medios de comunicación de masas han contribuido a la estandarización de las tres lenguas más usadas en Cataluña: el catalán, el castellano y el inglés. Finalmente, señala a la lengua inglesa como la más utilizada en Internet y se pregunta si este medio contribuye a la extinción de las lenguas minoritarias y si puede causar el abandono de los estándares de las lenguas modernas. En ambos casos, la respuesta es no. Internet, aunque potencia el uso del inglés como lengua franca global, da cabida a todas las lenguas, por marginales que sean; en cuanto a la preservación de la ortografía y la gramática, concluye que, hoy por hoy, parece garantizada. El ensayo termina explicando el sueño de Llull.

Palabras clave: lengua estándar, medios de comunicación, lenguas francas, religiones, dialectos, Mediterráneo, continuo dialectal, diversidad lingüística, inteligibilidad, Internet.

 

Las lenguas vivas

Las lenguas nacen, crecen, compiten, se unen, procrean, envejecen y mueren, como cualquier ente vivo, en el ámbito de la comunicación humana y por medios diversos. Pero la relación entre estos y aquellas plantea no pocas incógnitas: ¿Cómo, en un mundo sin mass media, algunas lenguas de la antigüedad se impusieron sobre sus vecinas, se expandieron y llegaron casi intactas hasta hoy? ¿Por qué medios? ¿Cómo influyen estos sobre la estandarización o la fragmentación de las lenguas? Qué y cómo hablaremos en el futuro?

 

Las lenguas francas en el Mediterráneo antiguo

Los hallazgos arqueológicos nos dicen cómo se escribían las lenguas muertas de la antigüedad y podemos formular cábalas más o menos fiables sobre su pronunciación. Pero algunas han perdurado por milenios con unos medios de comunicación precarios y unos medios de transporte que hoy parecerían intolerablemente eternos. De entre ellas, cuatro supervivientes son la base de lo que hablamos y escribimos, al menos de momento, en las cuatro orillas del Mare Nostrum: el griego, el hebreo, el latín y el árabe.

La lengua de los Evangelios

El griego, es heredero del protogriego, habla indoeuropea de los pueblos que, por el segundo milenio aC, se establecieron en las tres orillas y en las islas del Mar Egeo.

Dialectos del griego antiguo
Dialectos del griego antiguo 1 a 4: eólico 5: jónico y 6: ático 7 a 14: dórico 15 a 18: noroccidental 19 a 21: arcadoxipriota. Fuente: Wikipedia

Los lingüistas suelen dividir el griego antiguo en seis dialectos: ático, jónico, eólico, dórico, noroccidental y arcadio-chipriota, con sus respectivos subdialectos. Partiendo del concepto de Tuson (1994: 35) de “continuidad lingüística“, podemos imaginar, sin embargo, la existencia de un “continuo dialectal geográfico“, con “áreas focales”, “de transición”, las discontinuidades propias de la insularidad y “áreas relegadas de carácter más conservador “(Crystal 1997: 25, 28) y suponer un habla común pero diversa, con una inteligibilidad garantizada por las conexiones marítimas y el comercio.

El griego ático, usado por los grandes pensadores clásicos, es el primer estándar. De él deriva el helenístico o koiné, lengua del pueblo y primera lengua franca del Mediterráneo, extendida por los ejércitos de Alejandro Magno, que convive con el latín en el imperio Romano hasta la Edad Media. Es la lengua original del Nuevo Testamento. Esto permite la expansión y la estandarización del griego hasta más allá de los confines del Imperio.

El griego bizantino vive una doble diglosia, con el latín, por un lado, y entre el arcaico griego literario, estandarizado por la Iglesia Ortodoxa, y la koiné popular (Wikipedia). Las comunicaciones marítimas garantizan la inteligibilidad entre los diferentes dialectos. Los barcos actúan como “zonas de transición” donde coinciden hablantes de todo el Imperio.

Durante cuatro siglos de ocupación otomana (s.XV-1821), los griegos conservan su lengua gracias a la religión y al carácter identitario del griego, seña de un pueblo sin estado (Tsatos: 46). Con la independencia, en 1818, surge una nueva diglosia entre el griego demótico hablado por el pueblo y el katharévussa, una variante artificial arcaizante concebida como rechazo al demótico, que fue el estándar empleado en la escuela y en los documentos públicos hasta que, en 1976, el demótico fue declarado única lengua oficial (Wikipedia).

La lengua del Éxodo

El pueblo judío tendría su origen en el siglo XII aC, según el Antiguo Testamento, compilación de textos escritos entre los siglos VI y IV aC y considerados por las nuevas corrientes historiográficas una “reinvención de la historia pasada y reescritura en función del presente”, “fruto del afán de autoidentificación nacional, promoción política y justificación religiosa” (Liverani 1995: 13, 1). No podemos pues datar la antigüedad de la lengua hebrea más allá del siglo X. Podemos deducir por el libro de los Jueces la existencia de varios dialectos, pero no saber si pertenecen a la época descrita o a la de sus autores.

Esta lengua semítica sobrevive sin estado por su carácter litúrgico y académico. Durante siglos, judíos exiliados por todo el mundo salmodian la Torá en un idioma que, salvo una minoría culta, desconocen pero consideran propio; que los identifica como pueblo y justifica su reivindicación de una tierra prometida por Yahvé. Los judíos de la diáspora hablan a menudo dialectos de las lenguas de los lugares de acogida (yiddish, sefardí, shoadit, catalànic …), escritos en el alfabeto hebreo.

El hebreo como lengua hablada fue recuperado por el sionismo a finales del siglo XIX […] para servir de lengua nacional al futuro estado judío.” En 1922, el hebreo es declarado, junto con el árabe, lengua oficial en Palestina, durante el Mandato británico. En 2011, el 49% de la población israelí tiene el hebreo por lengua materna (Wikipedia). Gracias al aparato político y educativo del estado y a los medios de comunicación, en algo más de medio siglo, la lengua hebrea pasa, de ser casi una lengua muerta, a ser la lengua de cuatro millones de personas.

La lengua de la Biblia

El latín es la lengua indoeuropea hablada por los pueblos establecidos en la región italiana del Lacio hacia el año 1000 aC. A finales del siglo IV aC, se extiende por la península itálica, enriquecido léxicamente por el griego de la Magna Grecia y presenta una diglosia entre latín culto y el vulgar, esparcido por las tropas romanas y alterado por el sustrato de los pueblos sometidos (Wikipedia). A medida que se ensancha el Imperio, estas diferencias se hacen más patentes. Los romanos no imponen la lengua, pero sí una estructura administrativa y jurídica que convierte el latín en lengua franca mediterránea. “Los indígenas […] procuraron aprenderla […] aun cuando no les fuera impuesta, por la necesidad […] de hacerse entender con los funcionarios, […] mercaderes y colonos.” (Bermejo; Cervera 2.016: 1)

Lenguas y dialectos románicos
Lenguas y dialectos románicos. Fuente: Wikipedia.

En el siglo IV, el cristianismo se convierte la única religión oficial del Imperio y el latín la lengua litúrgica de la Iglesia Católica. Durante la edad media, el latín pervive en el seno de la Iglesia. El latín vulgar deja paso al “continuo dialectal” románico en Europa occidental (Crystal 1997: 25). La creación de los estados modernas fomenta la supremacía de las hablas propios de los nuevos centros de poder; aparecen las lenguas románicas. A pesar de las políticas de estandarización de los aparatos educativos y administrativos de algunos estados, la Europa mediterránea conserva todavía hoy buena parte de aquella continuidad lingüística.

En el siglo XXI, el latín es oficial en el estado del Vaticano. Aunque no existe como lengua materna, el movimiento internacional Latín Vivo fomenta su uso en la enseñanza, en los medios de comunicación y en Internet.

La lengua del Corán

El árabe es la lengua semítica originaria de la península arábiga que entre los siglos VI y X dC, gracias a la expansión del Islam, se extiende a lo largo de la orilla meridional y occidental del Mediterráneo.

Los árabes no imponen su lengua, pero favorecen fiscalmente a los conversos, que la aprenden escuchando la liturgia y recitando las plegarias.

Dialectos del árabe
Dialectos del árabe. Fuente: Wikipedia

El término yihad empleado en el Corán abarca más conceptos que “guerra santa”; “Puede aplicarse a toda iniciativa loable que tenga como finalidad el triunfo de la verdadera religión. […] El Corán habla por ejemplo de la yihad del corazón, de la yihad de la lengua, etc.”. (Flori 2004: 24) La religión es también entonces el principal motivo y medio de expansión de la lengua árabe.

Actualmente se hablan más de veinte dialectos del árabe, que presenta una diglosia entre las variantes habladas y el estándar. La fundación en 1996 de Al Jazeera y la supresión de la censura en Qatar (Zayani 2005: 10), impulsa a nivel global la difusión del árabe estándar.

 

Las lenguas estándares en la Europa moderna

Las lenguas europeas se estabilizan […] gracias al primer medio de comunicación masiva: la imprenta […] en el siglo XV. […] El primer libro que publica Gútemberg es la Biblia. […] Al traducir la Biblia al alemán, crea las bases para la estandarización de esta lengua. […] La Biblia fue traducida a otras lenguas […], como el sueco o el inglés. Su divulgación mediante la imprenta promovió la aceptación de un modelo estandarizado de lengua escrita que funcionó como factor de identidad nacional y apoyó la consolidación de los nuevos estados. […] Algunos, como Huntington, consideran que las naciones-estado surgieron en el mundo occidental gracias a ese invento, y a la proliferación de publicaciones en lenguas vernáculas en los siglos XVI y XVIl. […] Los estados se han preocupado por establecer una sola lengua […] para conseguir así su identidad con la nación. […] En Francia, […] en 1539, «se prescribe el empleo exclusivo del francés en lugar del latín en todos los actos jurídicos del reino» (Pop 1950: 9 ss); […] en 1794, […] se condena el empleo de los dialectos” (Ávila 2004: 1).

La lengua de Blanquerna

Durante la transición, después de años de prohibición y clandestinidad, los medios de comunicación en catalán, escritos y radiofónicos, proliferan en los Países Catalanes. Su carácter local favorece la diversidad dialectal. Hasta la creación, en 1983, de la televisión pública catalana y su difusión en todo el territorio catalanoparlante, estas variantes son muy patentes. El hábito de escuchar un catalán estándar además de otros dialectos rompe barreras y fomenta la aceptación general en las Islas Baleares y en buena parte del País Valenciano del concepto de unidad de la lengua.

“El IEC establece un único estándar aunque remarca que cada uno de los hablantes de los cinco grandes dialectos […] lo adapta a su manera. […] Los dialectos más utilizados en los medios de comunicación son los que tienen una capital de comunidad autónoma detrás: central, valenciano y mallorquín “(Fabregat et al. 2012)

Los criterios de los medios a la hora de aplicar el catalán estándar son diversos. La prensa escrita suele priorizar el estándar autonómico propio y aceptar las otras variedades en páginas de opinión y noticias locales. En cambio TV3, contra la opinión popular, respeta el dialecto estándar de los locutores aunque, según Ernest Rusinés, jefe de corrección de la entidad catalana, “muchos periodistas prefieren adaptarse al estándar del catalán central sin que nadie previamente se lo haya exigido o recomendado “(Fabregat et al. 2012).

La lengua del Quijote

Es innegable la existencia de un continuo dialectal en las tierras de habla castellana. Todavía hoy, puede resultar complicado para un castellano de la Meseta entender a un gaditano y el grado de inteligibilidad puede mermar aún más con un puertorriqueño. La creación de Radio Nacional de España en 1937 y de Televisión Española en 1956 dotó a España de dos herramientas de implantación de un estándar de lengua mucho más poderosas de lo que había sido hasta entonces el aparato educativo .

La creación de un estándar común que satisfaga a las academias de la lengua de todos los países de habla hispana no parece tarea fácil. La transmisión vía satélite de programas televisivos entre un lado y otro del océano evidencia las diferencias dialectales de esta lengua, que afectan más al léxico y a la pronunciación que a la estructura gramatical, lo que facilita la inteligibilidad entre los hispanohablantes.

La lengua de Macbeth

Gracias al extenso imperio colonial y el posterior mantenimiento de relaciones de Inglaterra con los países de la Commonwealth, en el siglo XIX, el inglés se convierte en lengua franca intercontinental. En el siglo XX, EEUU es la primera potencia política y económica mundial. Esto lleva a muchos estados a incluir la lengua inglesa en sus programas educativos.

El boom de las industrias cinematográfica y discográfica anglófonas, aporta un valor añadido a este idioma. Aprender inglés se convierte en una actividad lúdica ligada al cine y la música y llega a los hogares de todo el mundo mediante la radio y la televisión. En 1966, un profesor español convence John Lennon de incluir las letras de las canciones en los álbumes de los Beatles, para facilitar el aprendizaje del inglés (Aunión 2006). Pronto, todas las discográficas lo hacen y una nueva generación crece en todo el mundo escuchando, leyendo y cantando en inglés.

El inglés del cine y de los discos dista mucho, sin embargo, de lo que se enseña en Oxford. Los artistas están libres de imposiciones en cuanto al modelo de lengua y, de las pantallas y transistores, salen todo tipo de dialectos, desde el californiano hasta el “black english vernacular” (Crystal 1997: 35). Parece imposible establecer un único estándar.

Internet: verdugo o valedor de lenguas?

Llengües de contingut per a pàgines web a 2 de març de 2014
Lenguas de contenido para páginas web a 2 de marzo de 2014. Fuente: Wikipedia

El siglo XXI comienza con una clara ventaja del inglés sobre el resto de lenguas. Es el idioma más popular con 1.500 millones de hablantes, seguido del chino (1.100m). En Internet, 949 millones de internautas, un 26% del total, eligen el inglés frente a los 752 que navegan en chino. La ventaja se convierte escandaloso si miramos el idioma de los websites: el inglés supone el 52.0%, frente al ruso (6,5%), en marzo de 2018.

Nombre de llengües al món i a Internet en 2012 i 2015
Número de lenguas en el mundo y en Internet en 2012 y 2015. Fuente: Statista.com

La pregunta es inevitable: ¿Contribuye Internet a la extinción de las lenguas?Según Ethnologue, 915 idiomas en todo el mundo están cerca de morir, con 6 de ellos desapareciendo por completo cada año” (McCarthy 2015). Es fácil suponer que la hegemonía del inglés en la red signifique la puntilla para las lenguas minoritarias, pero las estadísticas muestran un escenario diferente. Según Statista, cada año aumenta el número de idiomas que alcanzan su nicho en el tejido virtual. En 2015, Facebook reconocía 120 lenguas, Wikipedia 290 y Google 348 (50, 5 y 3 más respectivamente que en 2012); pocas, comparadas con las 7.000 vivas en todo el mundo (McCarthy 2015).

Vemos sin embargo que Internet contrarresta, aunque sea levemente, la implacable tendencia menguante de la diversidad idiomática. Parece que, mientras haya dos internautas dispuestos a escribir, leer o hablar una lengua, está garantizada su supervivencia. Lenguas minoritarias como el bable, muertas como el latín, de nueva planta como el esperanto, dialectos como el estremeñu o incluso artificiales, como el sindarin de Tolkien o el klingon de Star Trek, tienen su espacio en el World Wide Web.

Esta democratización lingüística en Internet invita a vaticinar la destrucción progresiva de las normas ortográficas y gramaticales. El lenguaje abreviado usado en los chats por los más jóvenes indigna al más tolerante de los adultos y parece presagiar un futuro incierto para los idiomas, tal como los conocemos. Nada más lejos de eso.

La vigilancia de la corrección y el buen uso de las lenguas está garantizada, al menos de momento, por la etiqueta, código tácito entre internautas que invita a mantener las buenas maneras en términos de educación y pulcritud idiomática, y por Google. El algoritmo del principal buscador del mercado prioriza la corrección ortográfica y de estilo a la hora de ofrecer resultados de búsqueda; sitúa a quien escribe bien en primera plana y condena a quien no lo hace en el limbo virtual de las últimas. Una cuota más de poder en manos del monstruo informático.

El sueño de Llull

A lo largo de la historia muchos factores han influido en la expansión, establecimiento y extinción de las lenguas: guerra, comercio, educación… Las religiones han sido los más sólidos y quizás sus liturgias los primeros medios de comunicación de masas. La prensa toma el relevo en el siglo XVII y la radio y la televisión comparten liderazgo en el XX.

Internet, un nuevo medio repleto de medios de información, comunicación y socialización, lo cambia todo. Buscadores, fuentes de información y redes sociales acaparan el interés de los internautas. Las grandes corporaciones de la información pierden el liderazgo ante cualquier comunicador bien informado y formado en las nuevas tecnologías.

Fragment de l'Ars Magna de Ramon Llull
Fragmento del Ars Magna de Ramon Llull. Fuente: Eldiario.es vía Wikipedia

La Web 2.0 es la nueva revolución donde todo el mundo está conectado y donde todos pueden dar su opinión. El inglés es su lengua franca y aprenderlo resulta indispensable para sobrevivir; pero todas tienen cabida. Nunca ha sido tan fácil escribir, leer, hablar, escuchar y aprender cualquier lengua y es improbable que dos internautas no encuentren una en la que se entiendan mínimamente. La inteligibilidad global está asegurada.Y si no te ha bastado,

En el siglo XIII, queriendo “romper las fronteras intelectuales entre judíos, cristianos y musulmanes” y “establecer una terminología aceptable para todos” (Wikipedia), Ramon Llull creó el Ars Magna, un sistema lógico precursor de la informática. Siete siglos después, esta ciencia ha alcanzado con creces su sueño.

 


Así me vino a la cabeza y así lo escribí.

Si te ha gustado, me lo dices, y si no, perdices.

Deja un comentario si viene a cuento y, si lo esparces por las redes, me tendrás contento.

Y si no te ha bastado, también puedes leer:

Salud y que tengas un buen día.


Bibliografía

Casals, D; N. Faura. (2010) El català als mitjans de comunicació. Barcelona: UOC.

Crystal, D. (1997) Enciclopedia del lenguaje de la Universidad de Cambridge. “Parte II: Lenguaje e identidad”, ed. espanyola dir. per Juan Carlos Moreno Cabrera. Madrid: Taurus.

Flori, J. (2004) Guerra Santa, Yihad, Cruzada: Violencia y religión en el Cristianismo y el Islam. Universidad de Granada / Universitat de València (“Biblioteca de Bolsillo”, 13)

Liverani, M. (1995) El Antiguo Oriente. Historia, sociedad y economía. Barcelona: Crítica.

Pop, S. (1950) La dialectologie. Aperçu historique et méthodes d’enquétes linguistiques. “Vol I”. Louvain: Université de Louvain.

Soto, R.A. (2011) Grecia, 4000 años de historia. Revista Red Cultural, 11. Material d’estudi del seminari Grècia ahir i avui: apogeu i crisi d’una cultura mil·lenària: UOC.

Soto, R.A. Introducción a la Grecia Antigua. Material d’estudi del seminari Grècia ahir i avui: apogeu i crisi d’una cultura mil·lenària: UOC.

Soto, R.A. Introducción a la Grecia Bizantina. Material d’estudi del seminari Grècia ahir i avui: apogeu i crisi d’una cultura mil·lenària: UOC.

Tsatos, K. Grecia y Europa. Material d’estudi del seminari Grècia ahir i avui: apogeu i crisi d’una cultura mil·lenària: UOC.

Tuson, J. (1994) El llenguatge. “Les llengues”; “Les llengües i les cultures”. Barcelona: Empúries.

Documentación en línea

Abati, R. (2016) [Article en línia]. Social media and the English Language. The Guardian. http://guardian.ng/opinion/social-media-and-the-english-language

[Consulta: 17 de desembre de 2016].

Aunión, J.A. (2006) [Article en línia]. El método Lennon de inglés El País. http://elpais.com/diario/2006/07/19/cultura/1153260004_850215.html

[Consulta: 10 de gener de 2016].

Ávila, R. (2004) [pdf en línia]. La unidad de la lengua española y los medios de comunicación masiva. Actas del XIV Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas. Nueva York, 16-21 de julio de 2001. (Vol. I). Web del Centro Virtual Cervantes. http://cvc.cervantes.es/literatura/aih/pdf/14/aih_14_1_019.pdf

[Consulta: 17 de desembre de 2016].

Ávila, R. (2001) [Article en línia]. Los medios de comunicación masiva y el español internacional. Web del Centro Virtual Cervantes. http://congresosdelalengua.es/valladolid/ponencias/unidad_diversidad_del_espanol/1_la_norma_hispanica/avila_r.htm [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Barcia, P.L. (2005) [pdf en línia]. La lengua en los medios orales de comunicación. Congresos internacionales de la lengua española. Madrid. http://www.rae.es/sites/default/files/Conferencia_IV_Curso_de_la_Escuela_de_Lexicografia_Hispanica_Pedro_Luis_Barcia_2005.pdf [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Bermejo, A.; Cervera, Á. (2016) [pdf en línia]. Evolución de las palabras del latín al castellano. http://www.teatrogrecolatinosegobriga.com/wp-content/uploads/2016/06/EVOLUCI%C3%93N-DE-LAS-PALABRAS-DEL-LAT%C3%8DN-AL-CASTELLANO.pdf [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Cabansag, J. (2011) [pdf en línia]. The Role of Mass Media in the Development of English Language Skills among AB English Students of Isabela State University. The 3rd International Conference on Language and Communication. Academia.com https://www.academia.edu/1809941/The_Role_of_Mass_Media_in_the_Development_of_English_Language_Skills_among_AB_English_Students_of_Isabela_State_University [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Castells, S., A. Corbatera i L. Fabregat (2012) [Article en línia]. T’estime, t’estimo, t’estim. Vilaweb.cat. http://www.vilaweb.cat/noticia/4004033/20120419/testimo-testime-testim.html [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Castillo, C. et alt. (2011) [pdf en línia]. Llibre d’estil per als mitjans de comunicació en valencià. Colecció Manuals, 2. Acadèmia valenciana de la llengua. http://www.avl.gva.es/data/colleccions/Col-lecci—Manuals-/Llibre-d-estil-per-als-mitjans-audiovisuals-en-valenci-/contentDocument/MANUALS_02.pdf

[Consulta: 17 de desembre de 2016].

Fabregat., L, S. Castells i A. Corbatera (2012) [Article en línia]. El català, llengua multidialectal. Vilaweb.cat. http://www.vilaweb.cat/noticia/4004036/20120419/catala-llengua-multidialectal.html [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Fabregat, L; S. Castells; A. Corbatera (2012) [Article en línia]. Els mitjans divulguen l’estàndard del català central. Vilaweb.cat. http://www.vilaweb.cat/noticia/4004032/20120419/mitjans-divulguen-lestandard-catala-central.html [Consulta: 17 de desembre de 2016].

McCarthy, N. [Article en línia]. Is the internet contributing to the death of languages? Statista. https://www.statista.com/chart/4006/is-the-internet-contributing-to-the-death-of-languages [Consulta: 10 de gener de 2016].

Melià J. [pdf en línia]. La llengua catalana en els mitjans de comunicació audiovisual de les Illes Balears. Quaderns del CAC: Número 28. https://www.cac.cat/pfw_files/cma/recerca/quaderns_cac/Q28_Melia.pdf

[Consulta: 17 de desembre de 2016].

Owolabi , D; C.I. Nnaji (2013) [pdf en línia]. The English language and the mass media as tools for sustainable development in multilingual nations. International Journal of Language and Linguistics, Vol. 1, No. 4. Web de Science Publishing Group. http://article.sciencepublishinggroup.com/pdf/10.11648.j.ijll.20130104.16.pdf [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Reed, J. (2015) [Article en línia]. How social media is changing language. Blog d’Oxford Dictionaries. http://blog.oxforddictionaries.com/2014/06/social-media-changing-language/ [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Ruiz A.M. (2003) [pdf en línia]. Norma y usos en el español de los medios de comunicación social: en el caso concreto de la radio española. XIV Congreso Internacional de ASELE. Burgos. http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/asele/pdf/14/14_0997.pdf [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Strubell, M. (1982) [pdf en línia]. El català estàndard als mitjans de comunicació en llengua catalana. Anàlisi: Quaderns de comunicació i cultura, nº 5.  https://www.researchgate.net/publication/36732271_El_catala_estandard_als_mitjans_de_comunicacio_en_llengua_catalana [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Wikipedia [Enciclopèdia en línia]. Grec. https://ca.wikipedia.org/wiki/Grec; Hebreu. https://ca.wikipedia.org/wiki/Hebreu#cite_ref-gechebreu_9-0; Llatí. https://ca.wikipedia.org/wiki/Llat%C3%AD; Contemporary Latin. https://en.wikipedia.org/wiki/Contemporary_Latin; Àrab. https://ca.wikipedia.org/wiki/%C3%80rab; Etiqueta (societat de la informació). https://ca.wikipedia.org/wiki/Etiqueta_(societat_de_la_informaci%C3%B3); Ars magna. https://ca.wikipedia.org/wiki/Ars_magna. [Consulta: 10 de gener de 2016].

Woolard, K.A. (2008) [Article en línia]. Les ideologies lingüístiques: Una visió general d’un camp des de l’antropologia lingüística. Revista de Llengua i Dret Núm. 49. Web de vLex. http://libros-revistas-derecho.vlex.es/vid/ideologies-uuml-camp-antropologia-66902752 [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Zayani, M. (editor) (2005) [pdf en línia] The Al Jazeera Phenomenon: Critical Perspectives on New Arab Media

http://www.med-media.eu/wp-content/uploads/2014/07/Aljazeera-Phenomenon2.pdf [Consulta: 17 de desembre de 2016].

Share