Disponible en: Catalán

Share

Tras una muy buena noche de cine en 4 TV, La Gran Estafa Americana, con unos geniales Christian Bale, Amy Adams, Bradley Cooper, Jennifer Lawrence y Jeremy Renner, Ojo de Halcón en Los Vengadores,

y Los Idus de Marzo, con Ryan Gosling, George Clooney, quien además dirige y adapta el guión y los siempre impecables Philip Seymour Hoffman y Paul Giamatti,

me han levantado como casi todos los días a las 5:30; algún día contaré porque tan temprano. Me han dado mi café con leche sin más (también tendré que explicar eso) y a las 6:10 ya estaba ante la pantalla. Hasta pasadas las 10:15 no he comido nada sólido, como si fuera fácil estudiar con la panza vacía. Una visita a Wikipedia para ver los repartos de las pelis de anoche, que hoy es domingo y un poco de cultura cinéfila no hace daño. Revisar el correo, los diarios por encima y a poner codos se ha dicho, que ya era buena hora de estrenarme con la filosofía.

Esta semana pasada, tal vez debería haber empezado por ahí, me he puesto con los idiomas, inglés, francés y alemán, escribiendo en los foros y comprobando con los primeros ejercicios de francés, que el nivel por lo que he decidido matricularme, B1, no me viene demasiado grande. Increíblemente me acuerdo de casi todo lo que estudié en 8º de EGB. Tuve un buen maestro, don Miquel Grimalt. Gracias, don Miquel!

Ayer embestí con la primera lectura de Historia, Introducción epistemológica: historia, diversidad y relatividad cultural. Parece muy complicado pero no lo es. Va básicamente de que tradicionalmente hemos mirado la historia desde un punto de vista logico-científico, es decir, occidental y moderno y, para entender las culturas antiguas y las actuales no occidentales, debemos combinarlo con un discurso mítico-religioso, ya que estas civilizaciones no ven las cosas desde un prisma racional como nosotros sino desde una visión condicionada por sus creencias, un enfoque tan válido como el nuestro. «Desde este punto de vista -dice el historiador rumano Mircea Eliade– el estudio comparado de las religiones está llamado a desempeñar un papel cultural de la mayor importancia en un futuro inmediato. […] Porque, como es sabido, las culturas no europeas […] se nutren […] de un fondo religioso muy rico«. Vamos, que el estudio de la historia puede y debe ser una herramienta para entender la diversidad cultural actual.

Hoy tocaba, como he dicho, filosofía, o Pensamiento filosófico y científico clásico, como se dice ahora. Mito, logos, physis. Introducción al pensamiento presocrático: un repaso a los primeros pensadores griegos, desde la explicación mitológica de la creación por Hesíodo, quien recopiló las historias trasmitidas oralmente hasta entonces sobre Zeus, Hades, Poseidón y compañía, hasta la escuela de Mileto, con el tal Tales al frente, quien comenzó a poner un poco de cordura dentro en las cabecitas de aquellas gentes, diciendo extravagancias como que el agua era el origen y la esencia de todas las cosas, que la Tierra era redonda o que el año duraba un poco más de 365 días.

Hasta que me he cansado de darle caña al cerebro y le he querido dar un poco de gusto. Me he metido en Liches.com y … pero eso ya es otra historia.

Share