Disponible en: Catalán

Share

Quiero daros a todos las gracias por vuestro pésame y deciros que finalmente no me veréis en el funeral de mi padre. Pero no penséis por ello que no me encuentro bien. No diré tampoco que estoy como un roble, pero mi salud no tiene nada que ver. Es más por una cuestión de comodidad, mía y vuestra. Y es que pasadas las 8:00, ya me cuesta mantener el cuello y el cuerpo derechos y sería un suplicio, tanto para mí como para vosotros, que me veríais arrastrando la sesera y haciendo esfuerzos para atenderos a todos como quisiera. Y no es cuestión de quitar el protagonismo a mi padre el día de su funeral.

Llamadme egoísta si os parece pero, si una ventaja tenemos los tullidos es que nos podemos permitir el lujo de serlo y, como supongo que me lo consentís, me daré por perdonado.

Salud y gracias de nuevo a todos.

Amb mumpare i en Mundo a les festes de Cala Gamba

Share