Las lenguas nacen, crecen, compiten, se juntan, procrean, envejecen y mueren, como cualquier ente vivo, dentro del medio de la comunicación humana y por medios diversos. Pero ¿cómo, en un mundo sin mass media, algunas lenguas de la antigüedad se impusieron sobre las vecinas y llegaron casi intactas hasta hoy?